Indefensión Aprendida

Después de un par de entradas en el blog sobre tutoriales de 3D Studio, hoy quiero hablar de algo que he descubierto hace poco y que me ha dado mucho que pensar, la verdad es que no conocía nada sobre este tema, pero me he puesto a buscar y a leer mucha información sobre este tema y a sacar mis propias conclusiones.

Hoy quiero hablar sobre la indefensión aprendida, y como está influyendo en la sociedad actual: ¿Qué es la indefensión aprendida? ¿Estamos sumergidos en ella? ¿Hay posibilidad de salir de esa indefensión?

Indefensión Aprendida

¿Qué es la indefensión aprendida?

La indefensión aprendida es un concepto psicológico adoptado en los años 70 por el escritor, psicólogo y profesor norteamericano Martin E.P. Seligman que estudió por qué los seres humanos ante algunas situaciones dolorosas o de desesperación y tras varios intentos fallidos de salir de esa situación no son capaces de reaccionar aceptando su destino sin tan siquiera hacer el mínimo esfuerzo por salir de esa situación, y mostrando total pasividad incluso cuando les dan la oportunidad de salir de esa situación.

Para demostrar su teoría hizo un experimento con dos perros, el experimento estaba compuesto de dos partes, en la primera parte colocó a dos perros en dos jaulas distintas que cada cierto tiempo proporcionaban a los perros una descarga eléctrica. Una de las jaulas disponía de un dispositivo que permitía al perro que estaba dentro cortar la descarga eléctrica, pero la otra jaula no, por lo que lo único que le quedaba al perro que estaba dentro era resignarse y recibir la descargar sin poder hacer nada por ello.

Para la segunda parte del experimento lo que hizo fue meter a los perros en dos jaulas iguales, que también proporcionaban descargas eléctricas cada cierto tiempo, sin embargo esta vez las jaulas disponían de un pequeño muro que los perros podían saltar fácilmente para salvarse de la descarga, el perro que en la primera parte del experimento era capaz de cortar las descargas, en esta parte del experimento también era capaz de salir airoso de la jaula sin recibir la descarga; sin embargo el otro perro, aunque tenía la oportunidad de dejar de recibir descargas, no la aprovechaba y simplemente se resignaba a recibir una descarga cada cierto tiempo.

¿Estamos sumergidos en ella?

Últimamente cada vez que hablo con alguien siempre se tratan los mismos temas: economía, política, empleo… da igual cual sea el tema por el que se comience hablando, siempre aparecen esos temas. Yo creo que estamos pasando por uno de los peores momentos de la historia de la humanidad que se conozcan, y no solo por la crisis financiera, sino también porque yo pienso que tenemos varias crisis encubiertas por detrás, como la crisis social, la crisis política, la crisis cultural, e incluso, me atrevería a decir, una crisis humana (cada día que pasa vamos perdiendo humanidad).

Realmente opino que actualmente estamos sumergidos de lleno en la indefensión aprendida, y somos el perro que está recibiendo la descarga constantemente, estamos siendo bombardeados con noticias trágicas, tanto que ya ni siquiera nos afectan. Cada cierto tiempo aparece en televisión un personaje nuevo imputado por robo, prevaricación… la búsqueda de trabajo, algunas personas ya lo han tomado como algo imposible… mucha gente se enfada, se indigna y se siente impotente ante la situación.

Por muchas manifestaciones y huelgas que se hagan los gobiernos siguen transmitiendo esas descargas en forma de recortes, subida de impuestos, más paro… por tanto la sociedad, por mucho que salga a la calle a protestar, no ve que se dé ningún paso hacia delante, es más, incluso tienen un aprendizaje negativo en muchos casos.

¿Hay posibilidad de salir de esa indefensión?

Si tuvieses al perro que recibía las descargas delante: ¿qué es lo que harías? Probablemente si la crisis humana todavía no te ha machacado toda tu humanidad intentarías apartarlo de ahí llamándolo desde la otra parte de la jaula, o enviándole algún estímulo que lo hiciese salir de donde está, ponerle comida… En definitiva, ver el problema del perro desde otro punto de vista diferente y con más optimismo del que lo está viendo él en ese momento.

Por lo tanto, ante la indefensión aprendida creo que hay que cambiar el punto de vista desde el que se ven las cosas, quizás sea por lo que las cosas no están saliendo del todo bien. Si no encuentras trabajo intenta cambiar la forma en el que lo buscas, utiliza otros métodos: video-currículum, visita a las empresas donde entregas los currículums, crea una página web con tu currículum… recuerda que en internet hay miles de ideas que te pueden ayudar.

Si cada vez que ves las noticias te enfadas por las cosas que suceden, te indignas, te frustras… ¡No las veas! Lo único que puedes conseguir es cada vez frustrarte más, vas a comentárselo a tu pareja, a tus amigos, al vecino… pero vas a seguir sin poder arreglar nada,  y si crees que puedes hacer algo por arreglar el panorama actual ponte manos a la obra, pero desde luego viendo lo que pasa y comentándolo con los demás no conseguirás nada, a menos, claro está, que te sirva como válvula de escape y para sentirte mejor.

Esto es muy fácil decirlo, pero no es tan fácil hacerlo, comienza identificando tus propias fortalezas y aprende a utilizarlas para conseguir tus objetivos, poco a poco irás cogiendo confianza en ti mismo, y será más fácil salir de esa indefensión.

Busca a gente que te ayude. Como he dicho antes si estuvieses delante del perro que recibía las descargas, tú eres el que le ayudas a salir de ahí, quizás tú también necesites a alguien en quien apoyarte, busca alguna persona que te ayude a ver las cosas desde otro punto de vista diferente.

Hay que ser optimista, hay un refrán que dice: “no hay mal que cien años dure”, una de las claves del optimismo es ver las adversidades como pasajeras y no como duraderas, es decir al fin y al cabo las adversidades antes o después tienen que acabar, si vemos la adversidad como algo pasajero este mal trago pasará mejor, en cambio si vemos las adversidades como algo duradero, incluso cuando se acabe la crisis seguiremos estando en esa situación de indefensión aprendida.

No soy Psicólogo, ni experto en coach, ni nada por el estilo, por lo que no tomes esto como un artículo profesional, como he dicho al principio de la publicación este tema me ha llamado la atención y quería dar mi punto de vista al respecto después de haberme documentado, si tienes una opinión diferente estaré encantado de escucharla, puedes dejarme algún comentario en el formulario de abajo.

Y ya para terminar como hago siempre con estos artículos de reflexión, dejo una frase para reflexionar, y ya que hemos estado hablando del que acuñó este término, que mejor que terminar con una frase suya:

“La vida causa los mismos contratiempos y las mismas tragedias tanto a los optimistas como a los pesimistas, pero los primeros saben afrontarlos mejor.” – Martin E.P. Seligman

Share

3 Comments

  1. Grande amigo!!!!muy grande tu entrada!!!

  2. Inma dice:

    No hay mal que cien años dure…. ni cuerpo que lo resista.

    Muy buen post. La verdad, es cierto, mucho mejor no ver la tele ni oír las noticias si el tema hace que te desvíes de tus objetivos porque resulta demoledor para el ánimo y con un estado de ánimo positivo se consigue salir de la jaula más fácilmente aunque no hayas tenido la suerte de contar con el dispositivo que anula las descargas.

    Estamos rodeados si queremos verlo, de ejemplos de personas que habiendo nacido en la total adversidad han salido adelante contra viento y marea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ cinco = 12

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Seguir Blog

Inserta tu email para suscribirte al boletin de noticias.

Únete a otros seguidores: