Después de un mes de parón, vuelvo a escribir de nuevo en el blog, ufff! La verdad es que hacía mucho que no escribía, pero es que tal y como he puesto en el título del post, aunque sólo haya sido durante este mes, he vuelto a tener jefe.

La verdad que hacía bastante tiempo que no tenía jefe, aproximadamente unos 3 años, durante este mes he estado trabajando en una hamburguesería, también hacía mucho tiempo que no trabajaba en el sector de la hostelería, unos 5 años, no es un sector que me guste especialmente, pero la verdad que en este momento me venía bastante bien trabajar en una hamburguesería, después de haber estado 3 años trabajando en una agencia de publicidad, metido en una oficina, necesitaba algo de acción, algo que no fuese estar sentado delante del ordenador todo el día, necesitaba mover un poco el cuerpo, además, por supuesto, de que viene bastante bien el dinero, así que acepté el trabajo con agrado.

Tener jefe

Estar motivado para trabajar.

A lo largo de mi vida he trabajado en muchos sitios y en una gran cantidad de sectores, es algo por lo que creo que me caracterizo: soy bastante polivalente y puedo trabajar poniendo copas, en una oficina, en un supermercado o realizando un estudio por toda Extremadura, la verdad que nunca se me han caído los anillos por trabajar, y no creo que haya trabajos mejores o peores, si no trabajos que motivan más o motivan menos, como he dicho antes nunca me ha gustado especialmente el sector de la hostelería, sin embargo esta vez he estado trabajando bastante motivado, y me ha gustado trabajar para la hamburguesería.

Siempre he creído que trabajes donde trabajes, siempre tienes que trabajar en un sitio donde te sientas motivado, al fin y al cabo, el trabajo es donde más horas pasas activo durante el día, normalmente en torno a 8 o 10 horas al día lo pasas trabajando, y considero muy importante estar contento y motivado para trabajar, porque así das mucho más de ti, desempeñas mejor tu trabajo…

Trabajar por cuenta propia VS Trabajar por cuenta ajena.

Tras haber estado trabajando por cuenta propia y por cuenta ajena, hay cosas que están muy bien a la hora de trabajar por cuenta propia y otras si trabajas por cuenta ajena.

He leído una gran cantidad de artículos en blogs en los que hablan sobre la cantidad de cosas buenas que tiene trabajar por cuenta propia, es cierto que tiene muchas ventajas, pero desde luego lo que nadie o muy poca gente dice es que también tiene algunas desventajas, y en muchos casos hay que ser coherente y ver la realidad y saber valorar si está mejor trabajar por cuenta ajena o trabajar para ti mismo.

Ahora que todavía recuerdo lo que es trabajar por cuenta propia, estas son algunas de las desventajas de las que me he dado cuenta al ser mi propio jefe:

Algunas desventajas de trabajar por cuenta propia:

  • Hasta que realmente arranca la empresa y comienza a generar beneficios, tienes que implicarte 100% en la empresa, en muchos casos no hay fines de semana, no hay vacaciones, lo que se traduce en trabajo de 10, 12 o incluso 14 o 16 horas al día…
  • Tienes que prestar atención a todas las cosas de la empresa, no hay nada que puedas descartar y si hay algún problema es necesario estar ahí sea la hora o día que sea.
  • Desgraciadamente en España, la ley no acompaña mucho al empresario, o por lo menos a PYMES: para poder empezar una empresa hace falta constituir la empresa, contratar gestores o asesores que te ayuden con la constitución de la empresa, contratar servicios de notarios, pagar licencias (en caso que sean necesarias), pagar alquileres, compra de mobiliario y maquinaria, pagar seguros sociales (factures o no)… y todo esto antes de empezar, por lo que todavía no está abierto el negocio y ya has tenido que invertir como mínimo entre unas cosas y otras 5.000 €, evidentemente para un negocio muy básico que no necesite nada, ya que en el momento que necesites pedir licencias, permisos o mobiliario y maquinaria se puede elevar esta cantidad muchísimo más.
  • No se aprecia mucho a los empresarios, para el trabajador el empresario siempre es el malo de la película, es el que tiene el dinero.
  • Si tienes algún cliente que no paga o paga tarde (es más común de lo que parece), es el empresario el que tiene que hacer frente a los gastos que todo ello conlleve, y evidentemente el empleado tiene que seguir cobrando (si tienes ética).
  • Cualquier tipo de daño, desperfecto o rotura que haya, es el empresario el que tiene que hacerse cargo de lo que ello conlleve.
  • Más de 1, y de 2, y de 3, y de 4, y de… noches sin dormir pensando en el trabajo: cuando es tuyo el negocio es muy difícil desconectar del mismo y de las cosas que se deben hacer al día siguiente para contentar y atender a tus clientes.
  • Contratar empleados en los que confiar y meterlos en tu empresa no es nada fácil, sobre todo porque el empresario siempre quiere al empleado perfecto (como hace algún tiempo escribí en una publicación sobre esto: el curriculum perfecto)

En este caso, lo contrario de todas estas desventajas son las ventajas de trabajar por cuenta ajena. Evidentemente trabajar por cuenta propia también tiene muchas ventajas, no lo niego, pero ya haré otro post en el que ponga las ventajas de ser tu propio jefe.

Con esto no quiero desmotivar a nadie de montar su propia empresa, tampoco quiero decir que sea mejor trabajar para un jefe que ser tú mismo tu propio jefe, en este mundo todo tiene ventajas y desventajas, y puedo decir que sé por experiencia propia que cuando estás motivado con algo todo parece perfecto, y ves mucho más las cosas buenas, y dejas las cosas malas a un lado, como si no existiesen, pero lo cierto es que existen y están ahí.

Para terminar el post y hacer una conclusión, que te pueda ayudar, quiero exponer de nuevo lo que ya he puesto en el post:

Trabajes como trabajes intenta siempre trabajar en algo en lo que te sientas feliz y motivado, aprende a conocer tus necesidades y saber con lo que realmente te sientes a gusto, sé que no es fácil, de hecho es muy difícil, ya que las circunstancias no siempre son las que uno quiere, pero desde luego nunca hay que desesperarse a la hora de conseguir lo que quieres.

No es lo que tu tienes, sino como usas lo que tienes lo que marca la diferencia. –Zig Ziglar

Share

2 comentarios en “He vuelto a tener Jefe

  1. Inma on 01/07/2013 at 15:37 said:

    Enhorabuena por tu nuevo trabajo y tu buena disposición. El optimismo es fundamental.

    Dicen que para ser feliz en un trabajo, en cualquiera, la clave no es hacer lo que amas (que ya sería perfecto) sino (intentar al menos) amar lo que haces que parece es tu caso.

    Un saludo,

    Inma

    • Alberto on 01/07/2013 at 16:10 said:

      Hola Inma gracias por tu comentario, hay que ser positivo, y ver siempre las cosas desde un punto de vista positivo.

      Bonita frase, me ha gustado mucho, No la conocía ;)

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − = cinco

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation

Seguir Blog

Inserta tu email para suscribirte al boletin de noticias.

Únete a otros seguidores: